viernes, 1 de junio de 2012

BUZÓN DE TESTIMONIOS

BUZÓN DE TESTIMONIOS

Este espacio está dedicado para TI que has acudido a la intercesión de santa María de Jesús Sacramentado Venegas, en la sección de Comentarios, escribe TU testimonio, esto para dar a conocer el poder de Dios por medio de sus santas y santos y para publicarlo en este Blog, dedicado a la primera mujer santa mexicana: Santa María de Jesús Sacramentado.


ESCRIBE TU TESTIMONIO EN COMENTARIOS, TE LO AGRADECEREMOS.

Comienzo con un testimonio, milagro que la Madre Naty realizó a un enfermo de leucemia:



Vengo a dar gracias a Santa María de Jesús Sacramentado por el gran detalle que tuvo hacia mi. Mi nombre es Eduardo Aguayo Casillas. Estoy casado con mi esposa Tere; tengo tres hijos: Lalito, Emanuel y Teresita.

A mi me habían detectado anemia, después se agravó y me dijo el doctor un día 24 de diciembre del 2009, a medio día, que yo tenía cáncer en la sangre, que tenía leucemia. Yo en ese momento no entendí el alcance que iba a tener esa enfermedad en mi persona. Abrace a mi esposa. El doctor me dijo que tenía que echarle muchas ganas y tener mucha fe. Gracias a Dios fue un proceso muy largo y siempre estuve con la necesidad de abrazarme a alguien. Primeramente le pedía a Dios paciencia para soportar la enfermedad, que me aconsejara para saber que dar de mi. Le dije a mi hermano: tengo la necesidad de abrazarme a algo, y el me dijo: no pierdas la fe, te voy a traer las reliquias de Santa María de Jesús Sacramentado Venegas. 

Yo estaba en un cuarto aislado, porque me habían bajado mis defensas, y corría el riesgo de adquirir otra enfermedad. Ahí me llevaron las reliquias y al momento que las recibí, esa gran necesidad que yo tenía de abrazarme a alguien, en ese momento mi corazón quedo lleno y sentí el alivio de mi enfermedad. De allí en adelante, gracias a Dios, ya no se me bajaron mis plaquetas. De allí en adelante ya no ocupe transfusión sanguínea. En ese momento me abrace a las reliquias y lloré y estoy tan agradecido con Dios y con Santa María de Jesús Sacramentado. Estoy sano de mi enfermedad, que era cáncer en la sangre, leucemia, aplacía medular. El doctor me dijo: Lalo Dios te quiere mucho. Él mismo reconoció la grandeza de Dios al decir: tu fe te ha sanado. Y alabo y bendigo a Dios por ese gran detalle que tuvo con migo. Gracias.

El testimonio fue tomado el 8 de diciembre de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada